Fundación Francisco Largo Caballero. C/ Colegios, 7 - 28801 Alcalá de Henares (Madrid) (Ver mapa) • E-mail: fflc@cec.ugt.org • Teléfono: 918852408 Nedstat Basic - Free web site statistics

Unión General de Trabajadores

 
 
 

 

Pincha aquí para ver la exposición sobre la vida de Francisco Largo Caballero

 1909

1911

Nacido el 15 de octubre de 1869 en Madrid en el seno de una familia trabajadora, a los siete años ya era aprendiz para recorrer durante su adolescencia los más diversos oficios, como encuadernador, cordelero o estuquista. En 1890 se afilió a la sociedad de Albañiles de Madrid ingresando tres años más tarde en la Agrupación Socialista Madrileña. Fue también un verdadero impulsor de las organizaciones obreras de la época, siendo presidente de la Cooperativa Socialista Madrileña, de la Mutualidad Obrera y de la Fundación Cesáreo del Cerro.

Desde 1902 Largo Caballero desempeña los más altos cargos en la dirección del sindicato y en el partido socialista, siendo secretario General de la Unión General de Trabajadores desde 1918 a 1938 y presidente del Partido Socialista Obrero Español de 1932 a 1935. En 1905 fue elegido concejal del Ayuntamiento de Madrid, formó parte del Consejo de Estado durante la dictadura de Primo de Rivera y fue elegido diputado en las listas socialistas en cuatro legislaturas. Con la instauración de la II República en 1931 pasa a ser Ministro de Trabajo promulgando durante los dos años que está en el ministerio la legislación social más progresista que ha tenido nuestro país. Como representante de la clase trabajadora española asistió a la Conferencia de Berna y al Congreso de Amsterdam en 1919, donde se constituyó la Federación Sindical Internacional, después, participó en todos sus Congresos.

También participó ese año en la conferencia de Washington donde se constituyó la Oficina Internacional del Trabajo, asistiendo, después, a todas sus conferencias internacionales hasta 1933; las dos últimas como Ministro de Trabajo. Por ese motivo colaboró activamente, en toda la Legislación Social Internacional que se promulgó en esos años. Largo Caballero se hace cargo de la presidencia del Consejo de Ministros y del Ministerio de la Guerra en plena guerra civil, en 1936, hasta su exilio en Francia en enero de 1939, donde la policía francesa le entrega a las SS y es internado en el campo de concentración de Orianenburg. En abril de 1945 es liberado por las tropas rusas regresando a Francia donde reside hasta su muerte en París el 23 de marzo de 1946. Sus restos fueron trasladados a España el 8 de abril de 1978.

 

1937

1942

1919

1945

1931

1946

1936

1978

  Exposición sobre la vida de Francisco Largo Caballero (1869-1946)

La presente exposición tiene como objetivo, el recuerdo y acercamiento a la figura y a la obra de Francisco Largo Caballero, pretendiendo por lo tanto un mayor conocimiento del personaje, como impulsor de organizaciones obreras en nuestro país; responsable y creador de la mayor parte de la legislación laboral española; representante obrero en el Consejo de Estado; miembro activo en todas las reivindicaciones sociales; representante del movimiento obrero en las organizaciones internacionales; patrocinador y promotor de la II República; Ministro de Trabajo; Presidente del Gobierno y Ministro de la Guerra, exiliado y prisionero de Hitler, y finalmente impulsor de la reconciliación de los españoles.

A través de la exposición se recorren cronológicamente las distintas etapas de la trayectoria personal y política de Francisco Largo Caballero (a nivel nacional e internacional).

Se exponen algunos documentos por él generados en función de sus actividades, tanto públicas como privadas, acompañadas de una serie de imágenes fotográficas que los complementan y que ilustran las situaciones en que estaban produciéndose.

Pincha aquí para ver la exposición sobre la vida de Francisco Largo Caballero

El buen socialista no es un fanático que se aferra al todo o nada; tiene flexibilidad mental y de espíritu para adaptarse a las imposiciones de la realidad, siempre en favor de los trabajadores y de su país sin claudicar por ello de los principios socialistas.

El buen socialista respeta y admira a los correligionarios que, por sus condiciones excepcionales, se distinguen en la defensa de los intereses de la clase obrera, pero no se suma a ninguna bandería ni hipoteca su opinión, sino que examina, analiza los problemas y resuelve con absoluta independencia de criterio.

Máximas del buen socialista

Francisco Largo Caballero

[Recomienda] [Haz esta tu página de inicio] [Contacta]

Fundación Francisco Largo Caballero. C/ Colegios, 7 - 28801 Alcalá de Henares (Madrid) (Ver mapa) • E-mail: fflc@cec.ugt.org • Teléfono: 918852408